Receta de costillar al horno con miel

INGREDIENTES
1 costillar de cerdo
2 cucharadas de miel
4 patatas Monalisa
50 ml de vino rancio
3 unidades de membrillo
Para la salsa de costilla:
Recortes costilla
4 chalotas
1 chorro de vino rancio
½ litro de agua

PREPARACIÓN
Cortar las patatas en lonchas gordas y preparar el costillar: cortar las puntas para dejar el costillar rectangular y salpimentarlo.
Disponer las patatas en la base de una bandeja y el costillar encima. Vaciar un vaso de agua en la bandeja.
Con un pincel, pintar el costillar con miel por la superfície. Poner la bandeja en el horno a 200 grados durante una hora y media. Ir repintando cuando vaya desapareciendo la miel y añadir agua a medida que se vaya evaporando.
Pelar una cabeza de ajos y rehogar en una cazuela con aceite de oliva. Añadir un par de chalotas cortadas. Añadir las puntas del costillar que hemos separado, cortadas a dados. Remover y añadir un chorrito de vino rancio. Dejar evaporar el vino durante un minuto y añadir abundante agua. Tapar y dejar cocer lentamente durante una hora.
Pelar los membrillos y cortarlos en gajos. Reservar en agua con medio limón escurrido para evitar la oxidación del membrillo.
Escurrirlos y dorarlos en una sartén con aceite.
Colar las puntas del costillar que se estaban cociendo para extraer el caldo y devolver el caldo colado al fuego fuerte durante un minuto.
Cortar el costillar en paralelo a cada costilla. Servir en plato llano con las patatas en un lado, las costillas en el centro, regadas con el caldo, y los gajos de membrillo en el otro lado. Decorar espolvoreando con unos granos de polen.

Puedes ver esta receta en : costillar-horno-miel

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*