Apicultura ecológica

Responsable: Jesús Manzano
 
La apicultura es una actividad importante por los productos que genera (miel, polen, jalea real,
propóleos, veneno de abeja y cera), y porque contribuye a la protección del medio ambiente gracias
a la polinización que realizan las abejas, a pesar de que este aspecto no se valore suficientemente.
La calificación de los productos apícolas como procedentes de producción ecológica, está estrechamente
vinculada a las características del tratamiento de las colmenas y a la calidad del medio
ambiente. Estas condiciones dependen también del correcto manejo y realización de la extracción,
elaboración y almacenamiento de los productos apícolas.
Es posible que un mismo productor explote asentamientos apícolas ecológicos y no ecológicos,
aunque estos últimos no podrán venderse con referencias a métodos de producción ecológicos.
Como en el caso de otras ganaderías, es necesario un periodo de conversión para que los productos
de la apicultura puedan venderse como productos ecológicos. En este caso se requiere que se
cumplan todos los requisitos de producción ecológica.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*